Informe Narrativo - Cuarta Partida Bolt Action Frente Oriental Junio 1944

Subforo para hablar del juego de la Segunda Guerra Mundial de Warlord Games

Moderators: imrahil, Íbero

Carlos
Posts: 1901
Joined: Mon Jul 23, 2018 8:29 pm

Informe Narrativo - Cuarta Partida Bolt Action Frente Oriental Junio 1944

Postby Carlos » Thu Dec 28, 2017 5:02 pm

Informe Narrativo – Cacería Humana – Frente Oriental 1944 – Bolt Action

Bueno, ya han pasado varios días desde la partida del pasado viernes 15 de diciembre. Voy a intentar plasmar en un resumen como fue la trepidante partida que jugamos Trenceval y yo mismo enmarcada en la Campaña Narrativa que estamos jugando teniendo como fondo la ofensiva soviética del verano de 1944, conocida como la Operación Bagration.

Contendientes:
Alemanes: Trenceval.
Soviéticos: Vidente Gris Sleekit.

Listas:

Alemanes:
Teniente primero con dos acompañantes, todos con fusil de asalto (veteranos).
10 Paracaidistas con lmg y dos panzerfaust (veteranos).
10 Paracaidistas con lmg y dos panzerfaust (veteranos).
10 Granaderos de la Wertmach con lmg y 2 panzerfaust (regulares).
Equipo de Panzeresck paracaidista (veterano).
Puma (regular).
Stug (regular).

Soviéticos:
Teniente primero con smg (regular).
Komisario con pistola y megáfono para “animar” a las tropas (regular).
10 Fusileros de la Guardia con lmg y panzerfaust (regulares).
10 Fusileros de la Guardia con lmg y panzerfaust (regulares).
8 Miembros del NKVD con smg y fanáticos (regulares).
12 Fusileros del ejército rojo con granadas antitanque (novatos).
MMG con escudo (novatos).
Mortero con oteado (regulares).
Zis-3, antitanque medio (regulares).
M-42, antitanque ligero, a corta es medio (regulares).
Isu 152 con obús pesado (regular).

Partida: Escenario Cacería humana, con los alemanes como defensores y los soviéticos como atacantes.
En esta batalla el objetivo del atacante es capturar al mando de mayor graduación del enemigo, para ello tiene que asaltarte y vencerle.
Duración de 7 turnos con un posible octavo.

Campo de Batalla: Dos casas de madera, camino cruzando de oeste a este, donde tiene su cuartel general el mando alemán, y alrededor campos de trigo y algún bosque.

Batalla:

El Mariscal Alemán Von Trenceval, se encontraba fumando un cigarro ruso junto a un transporte blindado parcialmente destruido, dos de sus hombres de mayor confianza descansaban junto a él. Miraba con detenimiento y preocupación un mapa ajado de la zona de operaciones. Aún no podía creer que hubieran conseguido escapar del Kessell que los soviéticos les habían intentado tener, sus conocimientos tácticos y sus valientes hombres habían frenado parcialmente la ofensiva rusa, y estaban consiguiendo retirar a la mayor parte de sus tropas hacía lugares con mayores posibilidades de defensa.

El Alto Mando alemán le había insistido que se retirara del frente para evitar quedar copado, pero su honor de soldado se lo había impedido, tenía que estar con sus hombres hasta que el último de ellos hubiera escapado.
Allí, en aquella vieja cabaña de madera ucraniana, encontraría su destino.

Los soviéticos, al abrigo de la gélida noche, habían avanzado cercando a las últimas tropas alemanes y al propio Mariscal Alemán.

Los primeros disparos sonaron en la lejanía, los rusos habían llegado.

Tropas de paracaidistas y del ejército regular cubrían el cuartel general alemán. Se posicionaron alrededor de su comandante, y abrieron fuego contra el enemigo. Las bajas soviéticas eran elevada, parecía que conseguirían contener el ataque rojo, pero un behemonth de acero ruso apareció en escena, un gigante de su época, un ISU-152 soviético especializado en asaltos a posiciones fortificadas había acompañado a las tropas en el asalto.

Soldados alemanes corrieron con sus panzefaust para intentar derivar al gigante, pero los disparos no conseguían atravesar su duro blindaje, no obstante hicieron que el temor entrara en el corazón de los tanquistas rusos, pues no conseguían alcanzar a su objetivo.

Los soldados rusos iban copando poco a poco a sus contrapartidas alemanas, todo parecía perdido hasta que el sonido de orugas y ruedas avisaron de la llegada de los refuerzos alemanes. Un Stug III junto a un vehículo de reconocimiento Puma aparecieron en la lejanía y comenzaron a disparar sus armas pesadas contra el carro de asalto ruso, sin conseguir apenas daños menores.

Soldados y mando alemán volvieron a recuperar la confianza al ver los refuerzos acercarse, pero el Teniente ruso Dimitri Davidoff viendo la situación, decidió evitar que la victoria se le escapase. Ordenó seguir avanzando a sus tropas con la amenaza de ser fusilados en un consejo de guerra si no conseguían capturar al comandante enemigo y señalando al tanque enemigo indicó a los artilleros del ISU-152 que lo bombardearan hasta hacerlo pedazos.

El enorme cañón del vehículo disparaba sin cesar a pesar de los disparos que silbaban a su alrededor. El comandante del Stug gritaba a sus hombres, avanzar!!, pero una enorme sacudida hizo temblar a todo el vehículo blindado, destrozando sus orugas y dejándolo a merced de los disparos enemigos…., las cosas se complicaban para los alemanes.
Von Trenceval, corrió a la casa de mando viendo como a su alrededor todo era fuego y destrucción. Junto con sus dos hombres de confianza permanecía en el pequeño fortín.

Davidoff, revisó la situación en torno a la casa, las fuerzas alemanas habían sido abatidas hasta el último hombre y los refuerzos detenidos por tropas soviéticas de flanqueo que habían ido rodeando a sus enemigos a sabiendas de que había posibilidades de recibir ayuda por parte de tropas alemanas que se encontraban cercanas. Había llegado el momento del asalto al puesto de mando, dió este privilegio a sus tropas recién alistadas de aquella parte de Ucrania, tenían ganas de devolverles ciertas quejas a los alemanes, solo una cosa les ordenó, el Mariscal Alemán es mío!.
Aquellos vengativos soldados entraron a sangre y fuego, varios cayeron por el fuego de las armas de asalto alemanas, pero eran demasiados y con sus bayonetas atravesaron a los dos guardaespaldas del Mariscal y tras desarmarlo y golpearle varias veces lo sacaron al exterior de la casa.
Davidoff, alzado junto al Mariscal golpeado y desposeído de su orgullo le dijo en un alemán con un marcado acento ruso, “Herr Komandant, bienvenido a Rusia”.

Así acaba la batalla. El Mando alemán ha sido capturado y será enviado a Siberia, a pesar de que las tropas del Teniente Ezquerra intentaran liberarlo en un desesperado ataque que será rechazado con graves bajas para los alemanes a pesar de haber enviado a sus mejores tropas en la misión de recate.
Siguiente partida, batalla final!!.

Return to “Bolt Action”

Who is online

Users browsing this forum: No registered users and 1 guest

cron